1956 S.R.M Ana Elisa Diaz Gonzalez Ruiz


Su carnaval ofreció varias innovaciones muy importantes y se inspiró en la película “La Zapatilla de Cristal”.

El sábado lució vestido de coronación muy trabajado de bailarina en color blanco, con corona de piedras del Rin. El domingo se dedicó al campesino santeño. La reina vistió pollera montuna marcada en rojo y finísimo sombrero obsequiado por Don Félix Ducasa, pilar fundamental de la tuna. Las damas con sendas polleras montunas de diversos colores. El carro alegórico llevaba como figura central un escudo con sombreros de paja, mazorcas y espigas de maíz.

De gran belleza fue el lunes, pues se lució en una carroza real tirada por dos cisnes rosados coronados. El vestido de lujo o disfraz fue una exuberante creación de abundante tul en tonos desde el rosa pálido hasta el fucsia. El martes el carro representaba un jardín con la Flor del Espíritu Santo como centro, y otras flores diferentes como complementos, y la majestad lució pollera de gala sombreada y calada en azul. El domingo de tentación o de carnavalito, el carro estuvo adornado con moñas de fuegos artificiales, simbólicos del arrollador triunfo de Ana Elisa, quien lució un atuendo de verano trabajado en lentejuelas y chaquiras.

Histórico es el hecho de que el Dr. Francisco González Ruiz, tío de Su Majestad, como sorpresa para la tuna y para su sobrina, contrató al pirotécnico italiano Antonio Galliotta para que realizara diversas presentaciones de sus espectaculares fuegos, algo nunca visto en nuestro pueblo.

El estreno fue con luces de Bengala y con los soberbios morteros multicolores que iluminaron nuestro cielo ininterrumpidamente desde este año hasta 1988. También lanzó granadas que al estallar, dejaban caer miles de papeles con el escrito ¡Viva Calle Abajo, Viva Ana Elisa!, lo que inspiró la tonada-himno, “Pa que respeten”, y el verso: “Primero Félix Ducasa, después Alejandro Duque, y ahora vienen los González, gústeles o no les guste”.

SM Ana Elisa ha celebrado la coronación de varias de sus primas y sobrinas: SRM Marta Villalaz, Norma y Rita Cecilia Cordero, Diana Mercedes Cano y María Laura Villarreal Cano.

En 2006 se presentó apoteósicamente al trono para el homenaje por sus Bodas de Oro, tal y como lo hiciera 50 años atrás: Llena de lujo, con la alegría de su familia y con las bombas y colores de los bellos morteros que junto a las majestades, iluminaron la noche de coronación. Hoy día reside en Las Tablas y es fundamento y pilar de su familia.