1962 S.R.M Martha Estela Benítez Herrera


Octava Reina de la Calle Abajo de Las Tablas 1962.

Reina muy alegre con uno de los rostros más bellos de todo Panamá. Fue proclamada cuando residía en Canadá y es recordada, entre otras cosas por el sábado de máscaras y su inolvidable lunes de carnaval: Una Alegoría de Cleopatra inspirada en la película de Liz Taylor. Gano Varios títulos de belleza y popularidad y el “EL RESURGIMIENTO DE CALLE ABAJO”,pues fue la primera reina coronada en la tuna luego de cuatro años de princesas, lo cual causó gran euforia y sensación en el pueblo, que se manifestó masivamente en las tunas multitudinarias “de esquina a esquina” y de “vuelta al parque”, como dicen en el lenguaje de carnaval.

Se hizo de gran fama y popularidad, porque entre otras cosas, acompañaba a las dirigentes “a llevar y cobrar boletos en un jeep”, como dice con sus palabras; por su magnética belleza, gran personalidad y expresiva sonrisa que capturaban la atención de quienes la conocían; además de la gracia y alegría en su forma de bailar en las tunas y carros alegóricos.

El domingo se presentó con la vestimenta de la coronación, la soberana con ajuar de abundante tela de tul y pois de sois en blanco, corona de cristales y manto elaborado en fondo de color blanco con flores de telas y lentejuelas en altorrelieve.

Las damas con vestidos de baile en colores pasteles y confeccionados en telas de seda, complementadas con tiaras y collares de perlas. El domingo se presentó con la vestimenta de la coronación, la soberana con ajuar de abundante tela de tul y pois de sois en blanco, corona de cristales y manto elaborado en fondo de color blanco con flores de telas y lentejuelas en altorrelieve. Las damas con vestidos de baile en colores pasteles y confeccionados en telas de seda, complementadas con tiaras y collares de perlas.

El espectacular e inolvidable lunes de lujo, día del disfraz y la alegoría de “CLEOPATRA” inspirada en la película de Liz Taylor que se rodaba aquellos años, es como el símbolo de este carnaval. Marta se lució con un hermosísimo atuendo con elementos de la cultura de la reina del Nilo, confeccionado por la sastra y maestra de la aguja, Doña Luzmila Díaz.

Las damas también lucieron hermosas creaciones según los parámetros de la cultura egipcia. Es de anotar y de recordar que en el carro alegórico, gallardos mozos vestidos de esclavos de aquella cultura, acompañaban a la majestad con abanicos de plumajes de avestruz, lo que significó una verdadera innovación en nuestro carnaval. El carro estaba decorado con elementos representativos como laúdes, columnas, una gran máscara de faraón, y la reina en medio del símbolo de Ra, dios egipcio del sol, todo en colores.