1986 S.R.M Ángela Hernández Picco


Vigésima Novena Reina de La Calle Abajo de Las Tablas 1986.

Carnaval de tanta pirotecnia, que la llamaban “La Diosa del fuego”, y fueron en tales cantidades, que sobrados tuvo para su despedida al año siguiente.

La coronación y el domingo de carnaval fueron alegorías romanas, y presentó un espectacular y bellísimo manto que probablemente está entre los mejores del carnaval tableño. Además, su corona y cetro, elaborados en piedras del Rin, fueron traídos de la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos.

El sábado por la noche lució un tema mitológico de dragones alados y con un disfraz y plumaje blanco muy estilo Río de Janeiro.

A las montañas del Himalaya nos remontó el día lunes cuando con bello disfraz con luces y una malla ceñida al cuerpo, arrancó los aplausos y piropos del público que la admiró.

“El Indio Tonocoa”, valiente cacique del sur de la provincia santeña, inspiró la alegoría del martes de carnaval. Una bella pollera marcada en lilas y morado lució la majestad con arreglo impecable de cabeza y corona de tembleques muy bella y creativa.

Los disfraces de culecos fueron originales y vistosos, entre ellos, “Guerrera Africana”, “Fantasía de Molas” y y en especial, la heroína “She-Ra”, del lunes. “Reina de los Hipocampos” representó en el carnavalito inspirado en las profundas aguas de nuestros océanos y vistió un elaborado disfraz en perlas y plumaje blanco con rosado.