1995 S.R.M Diana Mercedes Cano Herrera


Trigésima Séptima Reina de la Calle Abajo de Las Tablas 1995.

De exótica belleza, elegante y de hermosa cabellera azabache. Con estirpe dinástica. Por sus atributos físicos, los artistas de su carnaval seleccionaron como tema central de coronación la milenaria cultura del Imperio de Siam. Su entrada a la cena de presentación en Las Tablas fue en un regio deportivo convertible, ataviada de lujoso vestuario de un afamado diseñador nacional.

De su espectacular carnaval son memorables las alegres tonadas, el majestuoso trono, uno de los más altos y bellos de la historia (con efectos especiales, además); su inolvidable coronación a la que entró en carro sobre un enorme elefante blanco; los impactantes disfraces y carro de culecos; el disfraz de hechicera del sábado por la noche, con luces en el tocado y en el báculo; el inolvidable (llamado “perfecto”) do-mingo por la noche; el majestuoso lunes de carnaval que representaba una alegoría de la ópera de Wagner, “El Anillo de los Nibelungos”, inspirada en la mitología germánico-vikinga.

El martes de carnaval rindió homenaje al hombre de letras y tío de Dianita, Dr. Sergio González Ruiz, con la representación de una de sus 26 Leyendas Panameñas: “La Niña Encantada del Salto El Pilón”, donde el carro de la reina llevaba caídas y fuentes de agua real, semejando las cascadas del río.

Este carnaval desplegó grandioso lujo en materiales finos como piezas del traje y corona que fueron traídas de Tailandia para la majestad; y los efectos especiales de humo de colores, luces, movimientos y música en los carros alegóricos. El carnavalito fue diferente y regio, ya que el viernes se presentó en carro totalmente nuevo, y el sábado en dos carros de tema de circo medieval.

Este año fue la última vez que dirigió la murga el gran profesor y músico Don Manuel Consuegra. Mucho fuego y mortero, hasta en el topón. SM Diana Mercedes fue la última soberana de Las Tablas en lucir un manto real de coronación.