2007 S.R.M Sara del Carmen Bello Herrera


Cuadragésima Octava Reina de la Calle Abajo de Las Tablas 2007.

Probablemente una de las reinas más carismáticas y con don de gentes del carnaval nacional. Pertenece a una familia muy trabajadora y muy cooperadora con la tuna. Desde el momento de su proclamación, Sara Del Carmen se ganó la simpatía del público y trabajó afanosamente para brindar lo que efectivamente resultó: carnaval lujoso con una reina muy alegre. Las presentaciones fueron muy fastuosas desde el espectacular año nuevo llamado “Rumba 2007”, con una carroza alegórica de gran vistosidad y acabado, justa para anunciar lo que sería el carnaval.

En su coronación y domingo por la noche rindió homenaje a los 30 años de la película “Fiebre de Sábado por la Noche”, de la era del disco; nuestra reina representó a las divas de todas partes del mundo que iban a la ciudad de Nueva York para bailar en la legendaria discoteca Studio 54. El vestuario de la reina y su corte fue simplemente sensacional y muy trabajado.

Para el sábado la tuna se remontó a los mitos de la Antigua Grecia con el tema “El Canto de Medusa”; una alegoría de grandes proporciones y abundancia de plumas y colores.

Lunes de carnaval. Viajamos en la historia hacia la romántica ciudad de Venecia con sus góndolas, arlequines y fastuosidad. La reina, representaba a la Gran Dogonesa que ofrecía una fiesta de máscaras, de allí el tema “Mascarada Veneciana”. Una presentación de mucho esplendor y exquisitez, con lujosas góndolas que llevaban a los invitados a la fiesta, y el magnífico vestuario de la corte real, verdaderas piezas de alta costura.

Martes de carnaval, día de nuestro folklore y la tuna ofreció al público una presentación y exaltación de lo nuestro, llamada “Estampas Panameñas”, en dos carros adornados con diversos elementos vernaculares de la región santeña. Lució dos polleras: una en rojo para la tuna a pie, y otra que le diseñaron los folkloristas de la tuna en negro, misma que fue una verdadera pieza artística que luego en el festival de Las Tablas, en julio, alcanzó una de las premiaciones en su categoría.

Los culecos no se quedaron atrás, pues fueron igualmente lujosos que las presentaciones nocturnas. El sábado titulado “El Fuego de Apolo”, la reina se paseó en una fantástica alegoría toda en dorado. El domingo se rindió homenaje a las culturas polinesias con una salomónica carroza complementada con un colorido disfraz que nuestra majestad lució muy alegre.

El culeco del lunes no se quedó atrás. Fue una recreación del legendario lunes de la inolvidable soberana Su Majestad Aleyda Castro Díaz, cuando impactó históricamente con su presentación de tema árabe y su bello disfraz de odalisca.