2008 S.R.M Yasury del Carmen Vargas Gonzalez


Cuadragésima Novena Reina de la Calle Abajo de Las Tablas 2008.

Carnaval de mucho lujo y fuego con una reina elegante que se mantuvo fina en todo momento. Indiscutiblemente, la tuna presentó alegorías que impactaron al público que ovacionaba y aplaudía multitudinariamente a la Calle Abajo en su paso por las calles.

Durante el año de preparación, la majestad mantuvo muy bien su imagen ante el público, los medios de comunicación y las entrevistas diversas a las que asistió.

De las alegorías, podemos describirlas como novedosas e innova-doras. En año nuevo se presentó una recreación de cuentos y leyendas irlandesas. En el carnaval, el tema de coronación fue de cultura maya de Palenque, inspirado en la “REINA ROJA”, personificada por nuestra soberana, cuya coronación se realizó en un monumental trono que semejaba una pirámide maya, y además, se ambientó con un espectáculo coreográfico con jóvenes de la localidad. La corona y el cetro fueron traídos de México.

Los culecos ofrecieron diversas y coloridas presentaciones culturales. El sábado representó a la reina de los dragones (Dragon Lady), de cultura china, con la entrada de la reina sentada en un trono y con su rostro cubierto al estilo de las emperatrices chinas, quienes no se podían exhibir en público.

El domingo se realizó un homenaje a MÉXICO con una trajinera o barcaza de Xochimilco, decorada con artistas de las diversas épocas de aquel país.

El lunes nos remontó al país de los zares con una alegoría de “CATALINA LA GRANDE”, con fastuoso disfraz y gran profusión de plumas y falda en boas rojo vino. El martes fue de impacto, pues representó una espectacular alegoría Kuna, con vestuario realizado todo en las famosas molas decoradas con elementos de brillo y plumajes.

Las presentaciones nocturnas fueron muy lujosas. El sábado, una fantasía vikinga de las valkirias impresionó con el disfraz de la reina que ocupaba todo el carro y con efectos de fuego. El domingo, los carros de cultura maya fueron fastuosos y coloridos con efectos de movimiento. Lunes de carnaval y la Calle Abajo presentó una espectacular alegoría llamada “EL TEMPLO PERDIDO DE SHAN-GAI-LA”, con impecable vestuario y grandiosos aparejos de plumas de atrevidos colores que resultaron impactantes para el público.

El martes de carnaval, la reina lució dos polleras, una para la tuna a pie marcada en rojo naranja obsequiada por su madre, y la otra zurcida para lucirla en el carro con un bello diseño confeccionado tan finamente que parecía una pintura. Los carros fueron una impecable y espectacular recreación de las artesanías del Valle de Antón. En carnavalito, lució una fantasía precolombina en el culeco, y la noche del sábado un tema llamado “BARRANQUILLA TUYA Y MÍA”, dedicada a la ciudad colombiana con la presentación de un vistoso y colorido carro alegórico.