2009 S.R.M Nadia Mabel Villalaz Dominguez


Quincuagésima Reina de Calle Abajo de Las Tablas 2009.

El mágico momento cumbre de nuestra querida tuna al celebrar sus 50 coronas llego un 20 de febrero de 2009 cuando una joven de 18 años de edad se vio coronada como la Quincuagésima Reina de este mágico trono. Nadia Mabel Villalaz Dominguez, de familia netamente tableña, realizo el sueño de toda chica tableña desea tener.

Nuestra querida calle abajo se engalanó de oro en el pasado carnaval mostrando diversos temas los cuales nos transportaban al “MOUNLING ROUGE DE PARIS” un sábado de culeco; para la noche transportarnos a este sitio mágico de huacas precolombinas en donde la magia de una princesa conquisto el corazón de Vasco Núñez de Balboa.

Para el domingo en el culeco llega el fabuloso circo envuelto en la magia de los delfines y las domadoras acuáticas; mientras que en la noche la reina recibe en su trono esa caravana que desde Babilonia, Arabia, India, Persia, Egipto y del Sur de África llegan a rendirle tributo a su monumental trono.

El lunes en la mañana una majestuosa barcaza de la reina con espectaculares remeros y un sinnúmero de plumas reafirmando una vez más que Calle Abajo de las tablas es la triunfante de este carnaval. Para la noche el lujo y esplendor del Palacio de Versalles se hace notar en las dos carrozas y disfraces que nos mostró Nadia Mabel 1era en su inolvidable carnaval. Martes de carnaval, el trabajo artesanal de nuestras indias guaimíes se hace notar con el espectacular y asombroso disfraz que nos mostró su majestad para el último culeco del carnaval 2009.

En la noche la majestuosidad y serenidad hicieron hincapié en las carrozas al presentar las coronas de oro de nuestras soberanas y nuestra majestad bailaba triunfadora sobre el diseño de su propia corona haciendo gala de los 50 años de reinado de nuestra tuna. Los morteros engalanaron la entrada de nuestra tuna todas las noches de carnaval y el resplandor de las llamas de los cohetes durante el topón se mantuvo hasta la salida del sol.